Archivos para febrero, 2013

Encuentro por Vera Raquel Winitzky

Publicado: 26/02/2013 en relato
Etiquetas:

agatha_christieTrabajaba muchísimo como profesora de escuela secundaria y con lo ahorrado me
gratificaba viajando a Paris, la ciudad de mi predilección.
Hace muchos años, sentada en la vereda de la Confitería de la Paix, mirando hacia la
calle, veía pasar la gente, a quien observaba. De pronto me pareció ver a una amiga
del alma, que hacía muchos años que no tenía ningún contacto. De inmediato le grité
¡Rulito, Rulito! Se volvió, me reconoció. Y nos abrazamos emocionadas. Habíamos sido
compañeras inseparables ,en la escuela de la Sra. Dryden, en la ciudad luz, donde estudiábamos canto, danza y piano.
Los treinta años habían transcurrido en un soplo. En unos momentos, ya ambas sentadas hablábamos con gran entusiasmo, de todo nuestro pasado olvidado, pero
recordado de pronto.
Vera- ¿Quien hubiese pensado en ese momento de travesuras, que te convertirías en
una escritora mundialmente conocida?.(Le encantaba que le dijera Rulito el sobrenombre de su adolescencia).
R-Yo soy la más sorprendida. Comencé escribiendo mis vivencias diarias y me hizo tanto bien, que comencé a escribir todo lo que me llegaba a mi mente. Así surgieron mis novelas románticas y luego cuentos policiales y detectivescos con inesperados desenlaces.
V- Yo leía todo los escritos tuyos. Me encantaba tu estilo y te recordaba siempre como
la Rulito, con la cual conversaba y hacía proyectos para nuestro porvenir. Teníamos
dieciséis años. ¡La vida tiene muchas sorpresas!
R= Si, yo nunca soñé obtener el premio Doctora Honoris Causa en Letras de la Universidad de Esceter. Ni tampoco tener varios casamientos y divorcios. Soy muy independiente.
V- En ese punto coincidimos. Yo soy separada y viuda. Vivo sola y muy feliz.
R= Dices que leíste todo lo que escribí.
V= Claro, seguí toda tu vida muy de cerca, y tu libro exitoso Asesinato en el Orient
Express lo leí varias veces, pues me encantó.
Me siento re feliz de haberte encontrado siendo tú hoy la autora inglesa, conocida mundialmente como escritora prolífica y una de las más leídas del siglo. Se te
considera muy inteligente con un notable sentido del humor y a pesar de lo que
escribes no sos ni atormentada, ni de siniestra personalidad.
V- Estoy muy orgullosa de ser tu amiga y que recuerdes tan nítidamente el tiempo
vivido juntas en el colegio.
V-¿Cómo te inspiras para escribir?
R: Viajo muchísimo, recorro lugares, y uso como escenarios los paisajes que
me impactan.
V-Realmente me encantó Muerte en el Nilo. Tiene un argumento y unas descripciones que me dejaron anonadada. Fue tu segunda adaptación al cine. Felicitaciones.
R- Como ves hoy soy la gran escritora AGATHA CHRISTIE pero realmente soy la misma sencilla amiga de nuestra adolescencia. Deseo de corazón tener otros encuentros contigo. ¡Tenemos tantas anécdotas que contarnos!.
V- Abracémonos fuerte y bye bye
R- Bye bye.

Anuncios

pileta_2005_(9)Pidió con voz vibrante que quemaran sus maldades escritas y ante los ojos sorprendidos de los concejales, el pueblo lo hizo… el fuego disolvió en humo los edictos y el susto que provocaron… el concejal dio a los seres de tan apartada región una primicia: -El anticristo está en el mundo y se llama República…

El hombre era alto y tan flaco que parecía siempre de perfil, su piel era oscura, sus huesos prominentes y sus ojos ardían con fuego perpetuo; calzaba sandalias de pastor, y la túnica morada le caía sobre el cuerpo… era imposible saber su edad, su procedencia, su historia, pero algo había en su facha tranquila, en sus costumbres en su imperturbable seriedad, que aún antes de dar consejo, atraía a la gente…

Así… en la rotonda de un club privado de una cuidad primaveral, yo reposaba bajo las sombras de una enredadera repleta de flores multicolores que semejaban ser de papel, y me deleitaba leyendo frente a la piscina mientras tomaba una piña colada…
Una imagen quijotesca, vestida toda de blanco llegó mucho después. Me encontraba sumida en la lectura y apenas si percibí su presencia. En un punto aparte de mi lectura levanté la mirada depositándola sobre el mañanero visitante el cual sonreía con los ojos puestos en la carátula del libro entre mis manos; su imagen quijotesca y nariz amplia fueron los rasgos inmediatos que atrajeron mi atención sacando mi mente divagante entre las páginas de aquel libro y el paisaje soleado en ese comienzo de año. Parpadeé sucesivamente no dando crédito a mis ojos… aquel rostro dibujó una sonrisa más amplia y yo me sentí intimidada pues a aquellas horas de la mañana el club solía estar vacío, el impulso de acercarme a aquel personaje del cual había leído todas sus obras literarias fue más grande que mi timidez; mayor fue mi sorpresa cuando accedió a contestar algunas preguntas y firmar mi libro. Era aquel el creador de realidades paralelas… era el que vuelve natural lo extraordinario y extraordinario lo natural… eterniza un instante… torna la muerte en un espectáculo pasajero… aquel que con su fantasía y un pie en la realidad convertía en mi desencanto el volver después de navegar entre las páginas de sus obras.
De pronto me dijo:
– Leer es protestar contra las insuficiencias de la vida. Quien busca en la ficción, dice… sin necesidad de decirlo, ni siquiera saberlo… que la vida tal como es, no nos basta para colmar nuestra sed de absoluto fundamento de la condición humana y anhelo de que debería ser mejor.
En mi aturdimiento me venían a la mente preguntas que las desechaba de inmediato:
-¿Como esta la tía? ¡No…! Si después del libro sobre su tía ésta le entabló juicio.
-¿Vino con su prima? ¡No…! Ella opina que él solo es bueno para escribir.
– Acaso… ¡Una pregunta sobre política! ¡No…! Acaba de perder las elecciones para presidente ¡Con tan buen gabinete…! y que mal asesorado en cuanto a política de mercadeo y marketing ¡Su campaña fue un desastre…! El se creía el vencedor
¡Que golpe bajo para su espíritu arrogante, soberbio y altanero!
– Una pregunta sobre religión ¡No…! En su libro “Conversaciones en la catedral” dejó muy claro su parecer al respecto.
– ¡Sobre militares! ¡No…! Estudió en colegio militar y en “La cuidad de los perros” se destaca su aversión a dicho sistema.
El escritor mira algo impaciente su reloj y yo aun sin preguntar.
– Partiendo de lo que un día dijo ante los medios de prensa:
-“Durante la campaña política desplegada sentí aversión a confundirme con la gente…”
Me atrevo a decir:
– Señor Mario Vargas Llosa ¿Que le parece la idea de irse a vivir a España? Sin duda le concederían la nacionalidad.
El escritor levantó la nariz apuntando al cielo… dio media vuelta y sin despedirse se marchó.
– Hoy el escritor se dedicara a ser jurado del concurso nacional de marinera (baile típico).
– Como escritor puede llegar… a donde apunte su nariz.

reescribiendo.wordpress.com_Mpbllnd es un pueblo único. Nunca había estado en un lugar así. Sus habitantes no hablan, no escriben ni leen. Todos se comunican por señas. Lo conocí de casualidad, una tarde en que me perdí. Al llegar me llamó la atención la falta de carteles. Las calles no tenían nombres, los negocios estaban abiertos de par en par para que la gente pudiera ver la mercadería que allí se ofrecía. Detuve a un muchacho para preguntarle donde estaba. Me miró de arriba abajo, evidentemente sorprendido de escucharme hablar. Me hizo señas que no entendía lo que yo quería de él y se fue casi corriendo. Vi una mujer con una nena de la mano, me acerque y tampoco logre hacerme entender. Debo admitir que el lugar me intrigó. No entendía como era posible vivir así, sin radio, televisión, sin diarios, noticias… La gente no se enteraba de nada, no había habladurías, engaños, mentiras… Los chicos jugaban libremente, nadie ganaba ni perdía, nadie lloraba (no tenían motivo), solo reían y se divertían…

Llegué a un estadio de fútbol, donde todos jugaban y disfrutaban al mismo tiempo. Evidentemente a nadie le importaba el resultado.

La gente no hablaba por teléfono, sólo se miraban a los ojos y con señas se decían todo lo que necesitaban decirse.

El lugar me atrajo como un imán, no podía irme de allí. Veía que la gente era feliz, aunque no pudieran decirlo. No había caras tristes, ni gente preocupada. Cada uno sabía lo que tenía que hacer y simplemente lo hacía.

Al caer la noche llegue a un lugar que parecía una posada. Detrás del mostrador había un hombre encorvado, con pelo y barba larga blanquísimos… Me miró, lo miré. Me sonrió, sonreí… Me dijo “Bns nchs”. ¿Perdón? dije sin comprender. “Bns nchs” repitió. De pronto comprendí todo. Con muchísimo esfuerzo convoqué a todo el pueblo, los reuní en la plaza que estaba en el centro. Llegaron todos, chicos, jóvenes, viejos, mujeres, abuelas… Me subí a un banco para que todos pudieran verme. Me miraban extrañados, curiosos… – Amigos – les dije, lo que le falta a este pueblo son las VOCALES, por eso no pueden hablar, ni leer, ni entenderse. Les enseñé a comunicarse, insertando las vocales que parecían haber perdido quién sabe dónde. Al despuntar la mañana estaban eufóricos, probando comunicarse, hablarse, escribirse. Uno corrió a la entrada del pueblo y colocó un enorme cartel con el nombre: MI PUEBLO LINDO. Antes de irme vi al viejo de la posada, le sonreí, el no. De todos modos le dije -Buenos días. Mi miró como quien ve al mismísimo diablo.

Planeta especial por Luis Goren

Publicado: 18/02/2013 en relato
Etiquetas:

images (3)En una Galaxia sin nombre, girando alrededor de una estrella, había un Planeta con una eterna primavera por clima, sin excesos en ningún sentido. Todo era moderado, en su justo término medio. Un clima suave y dulce. Único en el Universo.

Pero lo que lo distinguía del resto de los miles de Planetas habitados de las Galaxias, todos bajo el Gobierno de la Federación Inter- Galáctica, no era el clima. Ellos no estaban federados, y era el único Planeta que no estaba armado. Esto decía de la calidad de la gente que allí habitaba.

Era algo tan fuera de lo común, que el resto del Universo no lo podía comprender:sin escuelas, tenían sabiduría; sin hospitales ni medicamentos, eran sanos; sin TV, radio, computador y demás, eran enormemente felices, en su vida por demás sencilla, pero tremendamente rica con su filosofía, basada en el amor al prójimo, pues ese era el objetivo de su existencia: AMAR

Y así vivieron durante tanto tiempo, que ya no recordaban cuando y como había empezado todo; hasta que un “mal día”, llegó una flota que conducía al Embajador de la Federación. El Planeta fué “federado” sin ningun problema y se convirtió en el único lugar que todos los habitantes del Universo querían visitar. Era la Meca del Turismo Galáctico.

Y trajeron el progreso y el adelanto tecnológico; el Planeta se convirtió rápidamente en “uno más” de la Federación. Una sola cosa no se pudo salvar: los habitantes del Planeta, que en una generación se extinguieron, pues era un pueblo que no podía vivir sin AMOR.

Los Meneixes por Gustavo Goldin

Publicado: 17/02/2013 en relato
Etiquetas:

manodediosLa paz y armonía espiritual era el arma más importante de este pueblo encantador

que estaba conectado siempre con Dios, todo lo consultaban con el cielo, la alegría

era el motor de sus vida. Su alimentación vegetariana, le permitían sentirse más

livianos de cuerpo, y además era una forma de proteger a los animales silvestres.

Su conexión con Dios y la tierra, la desarrollaban a través de la danza y también la

música y todo lo veían con los colores de la naturaleza. Al costado del rio Meixen

desarrollaban sus actividades para transmitir la energía a toda la región.

Eran también los médicos de todos los pueblos vecinos y creadores de sus propios

remedios.

Isla mujeres por Miriam Podjarny

Publicado: 14/02/2013 en relato
Etiquetas:

images (2)Erase una vez en una isla, un pueblo muy especial.

Las mujeres de generación en generación se ocupaban del bienestar económico de la isla y de las familias.

El gobierno, democrático por cierto, estaba constituido sólo por mujeres. La alcaldesa, una señora muy linda e inteligente, dirigía con mano firme a toda la población.

En primer lugar eran muy importantes todos los temas estéticos, la Ministra de Estética era una hermosa dama y hacia cumplir los reglamentos rígidamente, por ejemplo, ninguna mujer podía salir de su casa sin maquillarse.

La Ministra de Vivienda, supervisaba cada casa y exigía que todas estuvieran decoradas de acuerdo a los colores con ella acordados.

La Ministra de Trabajo controlaba que cada empleada fuera feliz en su puesto y sus salarios más altos al de los pocos hombres que trabajaban en tareas que no estuvieran ligadas al hogar.

La Ministra de Economía, manejaba espléndidamente los fondos , nunca faltaba ropa, maquillajes, las medias que llegaban a la isla eran de lo mejor del mundo y ni hablar de las carteras que se traían solamente de Italia , en esto ella era muy exigente , una mujer sin una buena cartera no era una mujer completa. Económicamente la isla prosperaba cada año y la tasa de desempleo no existía.

Los hombres, cuidaban de los mas chiquitos, ayudaban en sus tareas a los más grandes y se ocupaban de ir al mercado y preparar la comida. En casos muy especiales se los contrataba en trabajos fuera de casa, en alguna oficina por ejemplo y para ello tenían que presentar permisos  firmados por sus madres, esposas o hermanas.

Esta isla fue feliz durante muchos siglos.

Los hombres en silencio sin que las mujeres prestaran atención en las plazas mientras miraban a los niños jugar, llamaron a revolución.

Hoy, esta isla está gobernada por hombres, la tasa de inflación es del 25% , el desempleo llega al 50% y la desnutrición es la más alta del mundo.

Fondos-de-InviernoEra el pueblo del eterno invierno… era en verdad un sitio extraño, sus pobladores no sabían odiar ni amar, solo sabían olvidar, como si un virus o una bacteria se apoderara de su fuerza testicular. Algunos teorizaron que la culpa era del clima y otros concluyeron que allí donde las estaciones son indefinidas no puede surgir una raza vigorosa. Lo que sí es cierto es que ésta mansedumbre que degeneró en una apatía, es un hecho histórico.

“Este era un pueblo que con serena fatalidad aceptaba las sequías, las heladas, las enfermedades, la explotación. Como los animales… apenas sufrían y se regocijaban con muy poco”. Y no cambiaron mucho, hasta en su simbología eran realmente patéticos. Los ingleses no tienen leones en su territorio, pero tal es su símbolo. El águila en actitud de ataque es parte de la mitología yanqui, como el oso lo es en Rusia. Allí, en cambio, tenían como símbolo la vicuña, un animal tan bobo que cuando se enoja, se arrodilla. Debieron de cambiarlo por la llama, que al menos escupe… o por el cóndor, que no deja de ser un animal que vuela aunque se parezca al gallinazo.

Un día, tal desidia molesto a los dioses que provocaron la caída de un bloque de miles de toneladas sobre el lago a sus faldas, en un terremoto sin precedentes, lago y lodo rodaron por las laderas acompañándose de un ruido infernal y un colosal alud de lodo sepultó a la población desprevenida exceptuando a treinta niños que miraron a sus familiares desaparecer en tal desastre… quedando cual mudos testigos tres palmeras, sobre una pampa infértil que en sus entrañas guarda a un pueblo inerte, resguardado por dos colinas, la del cementerio y aquella que un día albergó a los treinta huérfanos sobrevivientes.

Hoy vemos a hombres y mujeres de rostros indígenas y foráneas lenguas llegar cual turistas a llorar sobre el campo santo, mientras un guía comenta: “Son los huérfanos que adoptados fueron en otros países… vienen al campo santo a recordar a sus padres y hermanos que quedaron sepultados”

Fue aquel el fatídico día del nunca olvidar.